El anteproyecto de flota de 1938 y la no beligerancia española durante la Segunda Guerra Mundial