Félix Sarda y Salvany, paradigma de una Iglesia reaccionaria y a un tiempo innovadora