La oportunidad perdida: 1919, mito y realidad del poder sindical

Ángeles Barrio Alonso
Universidad de Cantabria
Resumen

Las condiciones anormales de producción durante la neutralidad oficial española en la Guerra Europea provocaron una inflación muy por encima del nivel de subida de salarios, grandes beneficios para los empresarios y cambios traumáticos en el mundo del trabajo que los sindicatos aprovecharon para crecer y afirmarse sobre un movimiento obrero muy militante, y lograr el control de su dirección. En 1919, la diplomacia laboral internacional creada con la firma del Tratado de Versalles obligaba a España a modificar su política social y de trabajo para ajustarla a las directrices de la OIT. Por ello, la posibilidad de integración de los sindicatos en el sistema, que fue vista en los medios políticos y publicísticos del republicanismo democrático y el socialismo como un factor decisivo para la democratización del régimen, pareció real. El sindicalismo revolucionario fue durante unos meses la gran esperanza de una izquierda desalentada y desmoralizada. Pero la hostilidad de las patronales a la política de institucionalización del sindicalismo encontró respaldo en ciertos sectores del ejército y entre los grupos más antiliberales de la sociedad española, que sólo veían extremismo y bolchevismo en el desafío de los sindicatos. Ni los gobiernos ni el Parlamento pudieron ofrecer las garantías necesarias para que el proceso de incorporación del sindicalismo al Estado se llevase a cabo sin contratiempos y, apenas un año después, en 1920, todo estaba perdido.

Palabras clave
sindicatos,
sindicalismo,
republicanismo,
política social,
legislación de trabajo,
reforma social,
trabajadores,
empresarios
Abstract

The unusual conditions of industrial production during the Spanish official neutrality in the First World War put the inflation over the level of salaries, made great benefits for employers, and a lot of changes in labour. Unions grew up, improved, and got the control of labour movement. At the end of the war in 1919, the international labour diplomacy undertook to Spanish government that social provision and labour policy. Social reformers, leftist republicans and intellectuals believed it as a factor to democratization of the oligarchical regime and they supported it enthusiastically. Then, revolutionary syndicalism appears as a great expectation for a demoralizaded and discouraged liberal left, but only for a short time. Many of the propertied classes, industrialists and businessmen, worried about the challenge of labour, the extremist activities and the danger of Bolshevism, were involved in many developments of the right, even the Army, and put pressure on the State. Neither Government nor Parliament could guarantee the syndicalism institutionalization process, and in 1920, expectations were lost.

Keywords
unions,
syndicalism,
republicanism,
labour and provision policies,
social reform,
employees,
employers